sábado, 28 de enero de 2012

La radio


En casa somos mucho de escuchar la radio, mis padres se despiertan con ella, mi madre y yo nos la ponemos cuando salimos a andar y las mañanas de los fines de semana Pepa Fernández es una más de la familia.

Entre mis secciones preferidas del programa (aparte de las canciones de Jose María Íñigo) está "Cuentos para Ulises",  que son unos cuentos divertidísimos y educativos de Juan Carlos Ortega y que podéis escuchar aquí.

Al sobri también le vamos a hacer escuchante, de momento imita muy bien la cabecera de "Cuentos para Ulises":

video

PD: Para los que os preguntéis por el bigotillo de Urko, deciros que hemos tenido un ensayo general de Caldereros, que tiene la representación la semana que viene.

jueves, 26 de enero de 2012

El vestido


Gente, este verano me voy de bodorrio. Se casa mi hermana (después de una decada de novios ya iba siendo hora) y ahora estamos todos como locos con los preparativos. ¿Y cuál es una de las primeras cosas que hay que buscar? ¡El vestido de novia! Porque si alguno no lo sabeis, pueden tardar hasta 6 meses en hacértelo, ajustártelo y demás.

Yo, después de haber visto una cantidad considerable de capítulos de "El vestido de tu boda" en Divinity estaba deseando comenzar la búsqueda con mi hermana para poder poner en práctica todos los conocimientos adquiridos. GRAN ERROR. Jamás, y digo jamás, os ofrezcáis para acompañar a alguien a buscar su vestido de novia, porque es lo más coñazo del mundo. Ves mil tiendas, con mil vestidos feos, mil dependientas petardas que te dicen que las cosas te quedan bien cuando en realidad pareces un botijo y en ninguna de ellas te ofrecen una copa de champán o un pedazo de tarta (como bien sabemos que se debe hacer gracias a los capítulos que hemos visto en "Friends" y "Cómo conocí a vuestra madre").

Lo único bueno que tiene todo esto es que como el vestido le tiene que quedar perfecto puedes permitirte soltar frases como "Raquel con eso pareces un repollo" para quitarle de la cabeza alguno que no te gusta y además tendrás el orgullo de decir que tú ya sabes cuál es el vestido y ellos no.

Por cierto, yo ya sé cuál será el vestido...y vosotros no.


martes, 24 de enero de 2012

Posibles regalos para Aguilucho III


Como recordareis de anteriores entradas esta sección está dedicada a Aguilucho y su obsesión con los hámsteres.

En mi afán por descubrir algo diferente he encontrado éstas pegatinas para colocar al lado de los enchufes y que parezca que la electricidad está siendo generada por los pequeños roedores.

Los interesados podéis encontrar este modelo y muchos más aquí (hay un par más con hámsters). Ya me contareis cuál es vuestro preferido.

lunes, 23 de enero de 2012

Maldito Facebook


¿Sabéis esa frase de Homer Simpson de "Sin tele y sin cerveza Homer pierde la cabeza"? Pues algo así me está pasando a mi después de que a Facebook se le cruzaran los cables y le diera por inhabilitarme la cuenta hasta que me llegue un código por sms.

Al parecer el no va más de la seguridad de Facebook es obligarte a verificar tu cuenta vía móvil y dejarte esperando un mensaje que jamás llega. Después de una semana lo que más me desespera de todo esto no es no poder entrar, sino que mi cuenta se quede abierta sin que la gente sepa que no tengo acceso a ella y me dejen mensajes importantes, o que jamás pueda volver a entrar y se quede ahí toda mi información para que se la queden los del Team Facebook, ya que la única forma de borrar tu cuenta es desde dentro de ella, pero no puedo hacerlo porque no puedo entrar, es la pescadilla que se muerde la cola.

Me gusta imaginarme a Mark Zuckerberg sentado delante de su ordenador comiendo palomitas y partiéndose el culamen mientras observa mis inútiles intentos por localizar una brecha en su sistema de tortura llamado "Servicio de ayuda" que jamás te permite contactar con un ser humano y te manda a formularios de ayuda a los que no puedes acceder si no estás dentro de tu cuenta...¿veis mi frustración?

jueves, 12 de enero de 2012

¡Oh, Mr Darcy!


Hoy, en los romances imaginarios de Ane y Alba, os presentamos a:
COLIN FIRTH, (o mejor dicho los Darcy, tanto Fitzwilliam como Mark, pero como ambos personajes han sido interpretados por Colin nuestro amor se ha extrapolado).

Ahora mismo mi amor por Mark Darcy es mayor que el de Fitzwilliam, básicamente porque acabo de leerme los dos libros de Bridget Jones (en el que curiosamente ella también sufre un enamoramiento severo por Colin Firth como intérprete de Mr.Darcy) y por tanto tengo más información sobre él que antes desconocía. Porque sí amigos, las películas de la señorita Jones varían bastante de los libros, por no decir que se lo inventan todo (Rebeca lesbiana...¡JA! Lo que es es un putón verbenero) y no llegamos a apreciar lo grandioso, caballeroso, apasionado, gracioso y menos estirado de lo que nos pintan Mark Darcy.

Y luego está Fitzwilliam, que jamás le veremos besar a Elizabeth pero nos da igual porque no hace falta, de lo que estamos enamoradas es de su cortejo y de esa sensación que nos deja como diría mi amiga Li de "casi te beso pero no".

En fin que cada vez que aparece Colin por algún lado nos emocionamos. Como ejemplo os pondré el otro día, que fuimos a ver "El topo" y nos pasamos la peli dándonos codazos cada vez que salía en escena.


De regalo os dejaré esta escena del DVD de Bridget Jones en la que Bridget entrevista a Colin Firth (cosa que realmente sucede en el segundo libro):


Y la escena del lago a la que se refiere (que Bridget ve obsesivamente en el libro):


lunes, 9 de enero de 2012

El de cuando fuimos al museo Balenciaga



Hará un par de meses Ane, Eneko y yo fuimos de excursión al museo Balenciaga de Getaria. Lo pongo ahora porque en su momento tenía cosas más interesantes que contar y ahora a la vuelta de vacaciones me habéis pillado en bragas y no tengo ni un sólo dibujo sobre estas semanas (lo cual me recuerda ¡Feliz Año!).

Si sois amantes de la moda el museo os encantará, porque básicamente pasaréis un par de horas viendo vestidos y escuchando con la audioguía la historia detrás de ellos. Yo aprendí que hay un montón de tipos de mangas: mangas farol, tres cuartos, caída, mangas melón...(con esas cosas me quedo yo). A parte de eso salí de allí con un odio irracional hacia Rachel L. Mellon, no tengo ni idea de quien era, pero todos los vestidos que yo me moría por tener de lo bonitos que eran le habían pertenecido a ella. Esa mujer no debió de vestir otra cosa que Balenciagas en toda su vida, porque tenía para dar y tomar.

Haremos mención especial al vestido naranja del que se enamoró Ane y del que casi tenemos que despegarla para salir de allí, por si no apreciais toda su hermosura en el dibujo (desgraciados) he aquí la foto del susodicho:


Por cierto, el museo, arquitectónicamente hablando, me pareció precioso, muy minimalista y amplio, y la cafetería era bastante buena, podeís ver una crítica de ella aquí.

Una última cosa, si vais a verlo recordad que con la tarjeta joven o la de estudiante os hacen descuento y solo cuesta 5 euros.